Las habitaciones de los más pequeños de la casa se prestan a decoraciones desenfadadas, alegres y coloristas en los que el uso de estampados, muebles decorados con telas y papel pintado, rayas y dibujos divertidos, cobra un sentido lúdico que nos permite muchas variedades decorativas. Además, tener una decoración que les guste, hace que los niños valoren sus cosas y juguetes y les dará más ganas de mantener su entorno de juegos ordenado.

Si estamos pensando en renovar la decoración de su habitación, podemos conseguirlo de un modo económico y versátil con la utilización de diferentes telas y tejidos coordinados. Estos aportarán una decoración única, cambiando completamente el ambiente, sin sustituir por entero el mobiliario.

La tendencia de coordinar telas estampadas con papeles pintados nos ha acompañado durante los últimos años. La mezcla de diferentes tejidos creará un ambiente alegre y colorido que les encantará. Cuadros, flores, rayas… Todo sirve para las habitaciones infantiles. Sólo dependerá de nosotros elegir si vamos a combinar colores de la misma gama e intensidad o si deseamos buscar un contraste en el que tonos vivos y fuertes, se entremezclen con pasteles logrando así un equilibrio cromático y visual.

Renovar una silla o butaca antigua y darle una nueva vida como parte de una habitación infantil requiere un trabajo de tapizado simple que se realiza en muy poco tiempo. Utilizar papel pintado para las paredes a juego con la ropa de cama o las cortinas y mezclar estampados diferentes manteniendo la coherencia visual son también grandes opciones para los espacios infantiles.

Por otro lado, las rayas de diferentes colores resultan agradables y frescas cuando las colocamos en las habitaciones de los niños. Si deseamos romper el aspecto estático de estas, la mejor opción es combinarlas con puntos o estampados pequeños, aunque tambien podemos probar con colores lisos. Por ejemplo, quedará genial vestir una pared con papel pintado de rayas hasta una altura de un metro aproximadamente y luego aprovechar una pintura que combine o un estampado diferente.

Colores, estampados, rayas de diferente ancho … Los entornos infantiles admiten muchas opciones para las que el único límite es nuestra imaginación.