Actualmente las cortinas

son consideradas como una parte muy importante de la decoración del hogar. Estas cumplen, además de la función decorativa, otras dos funciones principales:  incrementan la privacidad de nuestros hogares y se emplean como elemento aislante.

Desde que se empezaron a utilizar, las cortinas han sido un accesorio muy importante debido a su capacidad para añadir estilo a la decoración de interiores. La naturaleza propia de las cortinas añade un gran atractivo a cualquier estancia, en especial cuando se han colocado teniendo en cuenta los otros elementos de la habitación. Las cortinas son una declaración de estilo y reflejan los gustos de los miembros del hogar.

Todo tipo de estancias y estilos admiten el uso de cortinas. Tenemos así cortinas plisadas que se integran a la perfección con una decoración barroca, visillos que suavizan el efecto de la ventana en la habitación, cortinas modernas con grandes estampados, diferentes colores o tejidos, etc. Las habitaciones de estilo clásico quedan bien vestidas si utilizamos texturas pesadas, mientras que el estilo moderno y actual, pide cortinas de líneas limpias y estampados ligeros como las rayas u otros motivos contemporáneos.IMG_1662 cortinas

Las cortinas actúan también como un elemento funcional, aislando nuestro hogar del exterior y permitiéndonos hacer nuestra vida a salvo de la mirada de los extraños. También las utilizamos en el interior del cuarto de baño, para separar diferentes ambientes en el interior del hogar, etc. No importa su longitud siempre que cumplan este cometido.

También utilizamos cortinas para protegernos de elementos naturales y los efectos nocivos que pueden provocar en nuestras pertenencias. Este es el caso del sol, cuyos rayos pueden estropear un suelo de madera, dañar un ordenador, etc. Las propias cortinas proporcionan sombra para proteger los muebles del hogar más delicados y poseen un efecto aislante del calor, actuando así como regulador de temperatura.

En definitiva, la decoración de una estancia nunca está realmente completa sin la elección de unas buenas cortinas. En la actualidad las posibilidades en cuanto a estilo, colores, tipos y texturas son infinitas, y siempre podremos escoger una que realmente nos guste y vaya con nuestra decoración.